La TA: parar, inhibir y dirigir

La TA nos ayuda a romper con hábitos posturales y de movimiento que interfieren con el buen funcionamiento de nuestro organismo psicofísico. Los hábitos una vez que los tenemos es muy difícil deshacernos de ellos. La TA nos hace más consciente de nuestros hábitos. Es importante conocerlos pero normalmente, sólo con conocerlo y con querer cambiarlo no es suficiente. Lo que acabamos haciendo es quitar un hábito por otro, y la cosa se acaba complicando más. Es más, no es estrictamente necesario conocer con detalle todos tus hábitos, si consigues parar, inhibir y dirigir evitas tu hábito de “hacer las cosas a tu manera”. Con esto me refiero a qué es lo que te haces a ti mismo, cómo te usas, cuando estás realizando cualquier actividad que hagas en tu vida, a tu manera de reaccionar ante un estímulo: cómo escuchas, cómo andas, cómo aprendes, cómo cortas la cebolla, cómo respiras, cómo coges algo del suelo…. Normalmente cómo haces tus cosas, cómo te usas, atiende a un patrón de tensión crónica excesiva aprendida a lo largo de tu vida que se ha convertido en una constante fija en tu manera de hacer y que te sale automático y subconscientemente. Este patrón suele afectar a la relación entre cabeza, cuello y espalda comprimiendo la estatura, tensando el cuello (o relajándolo excesivamente), estrechando hacia adentro la espalda y afectando al organismo con presiones y tensiones excesivas de manera constante.

Con la Técnica aprenderás a tomar el control consciente sobre qué quieres hacer y qué no quieres hacer. Puedes decir que “no” a ese patrón de encogimiento y reorganizar la relación cabeza-cuello-espalda para restablecer los mecanismos antigravitatorios de manera que el porte de tu cuerpo sea el más efectivo y adecuado. Con las manos entrenadas de los profesores de TA, sus indicaciones verbales y el espacio que te dan para que puedas parar, pensar y dirigir ya puedes empezar un camino hacia la facilidad de movimiento, facilidad de atención, liberación de tensiones, mejora en la respiración y mucho más. Tu energía se reconduce y en lugar de actuar en contra tuyo la puedes disfrutar en tu beneficio. Es un método de autoayuda y aprendizaje único. Se necesita de tu participación para poder aprenderla, no es algo pasivo, todo lo contrario. Llevarlo a la práctica dentro de tus actividades diarias convierte cualquier actividad tediosa en algo muy interesante, es puro pensamiento dentro de la acción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s