Hallazgos de FM Alexander

A grandes rasgos podríamos condensarlos en estos cinco puntos:

  1. Observa que la mayoría de nosotros cuando hacemos alguna actividad tendemos a «usarnos» inadecuadamente siguiendo un patrón común que podría describirse de la siguiente manera:
    • bloquear y poner rígido el cuello,
    • tirar la cabeza hacia atrás y abajo, con respecto al cuello,
    • acortar la estatura y
    • estrechar la espalda.
  2. Que esta manera inadecuada de usarnos afecta negativamente al funcionamiento general de nuestro organismo y condiciona nuestras reacciones ante cualquier estímulo.
  3. Que si somos capaces de prevenir o impedir que esa manera de usarnos se imponga en la acción que estamos haciendo, y en su lugar pudiéramos proyectar las siguientes direcciones, cultivaríamos un nuevo uso razonado y consciente usando adecuadamente lo que Alexander llamó «control primario»:
    1.  permitir que el cuello no se bloquee ni se ponga rígido de tal forma que,
    2.  la cabeza tienda a ir hacia delante y arriba, de tal forma que,
    3.  la espalda tienda a alargarse y a ensancharse. Entonces, este nuevo “uso” no sólo dejaría de deteriorar nuestro funcionamiento y nuestras reacciones, sino que además tendería a instaurarse y mejorarse.2015-11-22 Ideas
  4. Que el proceso sensorio-perceptivo no suele ser fidedigno, no podemos depender de él para guiarnos. A veces nuestros sentidos y sensaciones nos dicen que estamos haciendo lo contrario de lo que creemos que estamos haciendo. Esta es una gran dificultad para llevar a cabo una nueva manera de usarnos porque cualquier cambio del uso al que estamos acostumbrados y nos es «natural» lo sentiremos como extraño y que lo estamos haciendo mal. A este problema FM Alexander lo denominó «apreciación sensorial poco fidedigna»
  5. Para superar esta dificultad que acabamos de describir FM Alexander encontró un método que podía aplicar al realizar cualquier actividad independientemente de la apreciación sensorial engañosa que le llegaba. A su vez, este método hace que cada vez sea más fidedigna nuestra apreciación sensorial:
    1. Primero, para prevenir el uso incorrecto, hay que negarse a hacer absolutamente nada para conseguir el objetivo que nos hayamos puesto.
    2. Luego, se razonarán qué «medios por los cuales» nos llevarán a conseguir nuestro fin, de tal manera que se incluirá un empleo eficiente del control primario.
    3. Se llevarán a cabo conscientemente los «medios por los cuales» como si cada uno de ellos fuera un objetivo en sí mismo, como si el fin último no estuviera previsto. De esta manera la actividad se lleva a cabo y el fin último se consigue inevitablemente pero solo de manera incidental a todo el proceso. Así, conseguimos establecer un buen «uso» con un empleo eficiente control primario se establecen, mientras que el uso incorrecto habitual e instintivo se excluye. Si se lleva a cabo este procedimiento con constancia el funcionamiento general mejorará y con ello nuestras reacciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s