¿Para quién?

Para todo el que quiera.

Esta Técnica beneficia a todo el mundo, ya que todos nos “usamos” a nosotros mismos en todo lo que hacemos, incluso cuando no hacemos nada.

Las personas que más acuden a la Técnica son las que realizan actividades muy exigentes y repetitivas: músicos, bailarines, actores, profesionales de la voz, deportistas, etc.

Pero personas con toda clase de trabajos pueden desempeñar su tarea más eficientemente, pero más importante aún: dejarán de hacerse daño a causa de la manera en que realizan esa actividad.

Así que, sea cual sea la razón para empezar a tomar clases lo importante es tener la voluntad de ayudarse a uno mismo, porque no es algo pasivo, algo que te hacen, sino algo que tú aprendes con el profesor y en tu mano queda que lo vayas integrando en tu día a día. Por supuesto el profesor te va a dar algo a través de su técnica con las manos, pero necesita que tú estés atento.

Si decides probarlo ¡bienvenido y buen viaje!

Para hacerte una mejor idea toma una clase de introducción por sólo 5€ sin compromiso de continuar.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s